Notas

Invierno: ¿Cómo podemos cuidar a los adultos mayores frente a las bajas temperaturas?

Compartir:

Los adultos mayores son una población vulnerable a la que se debe prestar atención en esta temporada.

En la última semana, Lima soportó temperaturas que alcanzaron los 12.3° C. La Molina fue el distrito que alcanzó este valor, que fue el más bajo de la temporada de otoño hasta el momento, según reportó el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi).

Este descenso de temperaturas se debe a la llegada de los vientos del sur provocados por el Anticiclón del Pacífico Sur. Además, la sensación de frío se ha visto reforzada por altos índices de humedad, que llegaron al 100% en muchos distritos de Lima y el Callao.

Frente al frío, una de las poblaciones más afectadas son los adultos mayores, quienes son especialmente vulnerables a contraer enfermedades respiratorios. Por ello, en Científica Divulga conversamos con Fernando Runzer Colmenares, médico geriatra e investigador de la Universidad Científica del Sur, para resolver algunas interrogantes al respecto: 

¿A qué señales de alarma debemos prestar atención en los adultos mayores en temporadas de frío?

Las enfermedades que suelen presentar los adultos mayores presentar señales de alarma variables, tales como las enfermedades cardiovasculares como la hipertensión o las enfermedades metabólicas como la diabetes. «En el caso de manifestaciones tardías o algunas enfermedades respiratorias esto podría cambiar, pero las personas reaccionan a las temperaturas frías de forma diferente», señala Runzer. 

Para el caso de la hipotermia, los síntomas aparecen cuando  las personas estamos expuestas a temperaturas cercanas a 4 u 8 grados centígrados; sin embargo esto puede ser variable. «Si una persona está habituada a temperaturas mayores, como una exposición, por ejemplo a 25° C, si se expone una temperatura de 12 o 13° C, podrían aparecer síntomas. Estos puntos de corte de temperatura son variables. Cada persona puede tener síntomas de hipotermia dependiendo del grado de humedad», detalla.

Los signos se presentan de forma gradual, siendo los siguientes los primeros en en aparecer: 

  • Sensación de frío.
  • Piel fría.
  • Temblor.

Luego, se empiezan a presentar síntomas neurológicos:

  • Confusión mental.
  • Torpeza en los movimientos.
  • Dificultad para poder expresarse 

 

«Si estos síntomas se acompañan de cambios en la coloración en la piel, ya sea piel roja o piel azulada y evidente alteración del estado de conciencia y somnolencia, estamos hablando de una emergencia médica que requiere atención inmediata», advierte Fernando Runzer.

Además de los adultos mayores, los niños son una población vulnerable a presentar hipotermia.

¿Cuáles son los cuidados que deben tener los adultos mayores frente a las bajas temperaturas?

El especialista destaca que lo principal para los cuidadores debe ser evitar la hipotermia en los adultos mayores. «A nivel de vestimenta, como en el calzado, es importante abrigar tórax, abdomen y cuello. También se debe tener en consideración que por temas de circulación hay que cuidar pies, manos y las zonas distales del cuerpo porque son las zonas donde tienen menos irrigación y se podrían presentar problemas si las temperaturas son muy bajas», detalla. 

Por ello, recomienda que los adultos mayores se abriguen con medias, guantes, mitones, bufandas, gorros, chullos, además de tomar precauciones a nivel del hogar, como cerrar ventanas y tener calefacción de ser posible. 

«Se debe evitar generar calor con combustible, pues además de estar relacionado con algunos tipos de accidentes tipo incendios, el respirar el humo de leña respirar u otros combustibles puede ser perjudicial para la salud cuandose hace de manera rutinaria», advierte.

¿Cuáles son las enfermedades más frecuentes en adultos mayores en temporadas de frío?

«Las infecciones respiratorias, son muy frecuentes en épocas de frío, no porque el frío haga que nos dé infecciones, ya que las infecciones respiratorias ocurren por contagio, sino por un tema de estacionalidad. Las alergias respiratorias y las enfermedades reactivas respiratorias también se intensifican en esta etapa», precisa Runzer.

En los adultos mayores también es común presentar enfermedades crónicas, las cuales pueden reactivarse según el especialistas. La hipertensión, el asma, la diabetes son enfermedades que con una infección respiratoria pueden detonarse.

En este sentido, es importante cuidar la salud a través de la higiene. «La pandemia por COVID 19 nos ha enseñado la importancia de lavarnos las manos, usar mascarilla y tomar distancia de las personas que se encuentran con infecciones respiratorias. Esta es una práctica que podemos seguir realizando», resalta el médico geriatra.

¿Cuales son las vacunas que deberían tener los adultos mayores y a partir de qué edad deben aplicárselas?

Se considera a los adultos mayores a partir de los 65 años, por lo que desde esa edad deben recibir las vacunas indicadas por el Esquema Nacional de Vacunación. «Actualmente está descrito como obligatorio que los adultos mayores deben vacunarse de manera anual contra la influenza y contra el neumococo, que no solamente protege de neumonías, sino también de infecciones del neumococo a nivel de otitis y meningitis, porque el mismo germen no solamente va al pulmón, sino también a las meninges, que se que quedan en el cerebro y en el oído medio», comenta Runzer.

Sin embargo, el médico geriatra comenta que existen otras vacunas que los adultos mayores se pueden colocar como la vacuna de difteria y tétanos para adultos o la vacuna para pertussis que es la de tos ferina, que vienen combinadas.

«Dependiendo de la región, si hay casos de pertussis,el médico del centro de salud puede vacunar al adulto mayor y ser parte de su esquema de vacunación», precisa.

Finalmente, la vacuna contra la COVID 19, es una vacuna que se considera dentro del calendario de vacunas de los adultos mayores. «Debemos recordar que lo más importante para prevenir siempre será la vacunación», finaliza el médico geriatra.

Investigadores:
Contacto de prensa:
+51 962 744 069
ycollave@cientifica.edu.pe