¿Cómo informó el Gobierno peruano las medidas contra el covid a través de Facebook? Un estudio lo revela

Compartir:
Foto: Pexels
Foto: Pexels

El 78% de peruanos eran usuarios de al menos una red social durante la primera ola.

Los peruanos que se informaban a través de las cuentas oficiales de Facebook del Gobierno fueron tratados -la mayoría de las veces- como clientes y no como ciudadanos, revela un nuevo estudio que analizó la gestión de comunicación digital durante la primera ola de pandemia por COVID-19 en el año 2020. 

Miguel Angulo, comunicador social magíster en Estudios Latinoamericanos, explica que la forma en la que tratan las entidades gubernamentales a la población se puede percibir a través de los mensajes que emiten y los contenidos que publican. 

“Cuando los gobiernos usan un tratamiento ciudadano para comunicarse con su público, los involucran en la toma de decisiones y en la creación de políticas públicas. Además, están constantemente monitoreando la forma en que estas decisiones impactan en sus vidas. Por el contrario, un tratamiento de cliente, solo los coloca como receptores pasivos de informaciones sobre las cuales no tienen poder de decisión”, comenta el especialista. 

Los investigadores analizaron 1022 publicaciones realizadas por las cuentas de todos los ministerios entre marzo y setiembre del 2020, y tomaron en cuenta las interacciones y comentarios de los usuarios en la publicación, así como las características del contenido. Además, se consideraron otros acontecimientos que pudieron influir en el comportamiento de los usuarios hacia las publicaciones del gobierno como el pico de la primera ola, la caída en la cantidad de contagios y el primer intento de vacancia presidencial. 

¿Por qué se analizó Facebook?

Según Ipsos, aproximadamente 13.2 millones de peruanos estuvieron conectados a alguna red social durante la primera ola, y de ellos el 94 % eran usuarios de Facebook. Asimismo, el 73% de peruanos indicó que Facebook fue una red imprescindible para ellos durante la cuarentena.

De acuerdo con Graciela González, comunicadora de la Universidad Científica del Sur y autora del estudio, Facebook es una red social masiva que alberga una gran cantidad de personas de diversas edades y otorga un panorama mucho más amplio de la situación en el Perú.

Por esta razón, la comunicación del gobierno a través de sus redes sociales, en especial Facebook, es fundamental no solo para mantener informada a la población, sino para involucrarla en las decisiones públicas, de forma que estos puedan ejercer su ciudadanía en el espacio digital.

¿Por qué es importante este estudio?

En esta investigación se evidencia que la gestión comunicativa peruana no tuvo un trato adecuado con los usuarios, percibiéndolos principalmente como clientes receptores y no tanto como ciudadanos que puedan actuar activamente en un escenario de crisis.

Miguel Angulo, quien también es docente investigador de la Científica y coautor del artículo publicado en la revista Austral Comunicación, señala que los problemas en la gestión comunicativa representan un problema para el país, porque la población queda insatisfecha con la comunicación del gobierno y encamina sus dudas hacia otros medios que no siempre ofrecen información totalmente verificada por la ciencia.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), durante los seis primeros meses de pandemia se difundieron más de 300 noticias falsas solo en Brasil principalmente a través de las redes sociales WhatsApp y Facebook.

Esta situación no difiere mucho de la peruana durante la crisis sanitaria. Al contrario, existió un exceso de información y desinformación, y el gobierno otorgó un rol pasivo a la población, afirman los investigadores.

“Las personas van a ir a buscar e interrogar en otros lugares y en lugar de tener una gestión centralizada de la información, siendo el gobierno el sujeto que responde de manera directa, lo que tiene es a múltiples actores informando y desinformando a la vez, generando un exceso de ruido en un contexto que ya es crítico”, afirma Angulo.

Por otra parte, en la investigación se observa un descenso general de interacciones (reacciones y comentarios en las publicaciones) conforme avanza el tiempo, debido a diversos factores y fuentes de información a los que acuden los usuarios.

Esta situación varía entre ministerios de acuerdo con las estrategias de cada uno para mantener a su público enganchado a sus publicaciones. La longitud del texto, el tipo de contenido, el uso de hashtags y la temática son aspectos que debe considerar el gobierno peruano al gestionar la comunicación en una crisis.

En la investigación se muestra que el formato de publicaciones más empleado fue la imagen en casi todos los ministerios relevantes dentro de la coyuntura con excepción de Salud y Educación. En estos últimos se utilizó más el formato de video.

Los investigadores comentan que usar imágenes como contenido para las publicaciones favorece su viralización y puede generar un mayor alcance, debido a que es más sencillo de compartir en otras redes sociales como WhatsApp. Además, su elaboración es mucho más inmediata en comparación con los videos o las transmisiones en vivo.

Finalmente, González indica que este estudio es el principio para investigaciones posteriores que busquen analizar la gestión comunicativa de los gobiernos en más redes sociales y en otros países de Latinoamérica.

“Con esta investigación podemos tener un punto de partida para otras investigaciones que busquen quizás contrastar una realidad más pequeña como una ciudad o distrito, u otro país con una población más grande. Así, podremos identificar falencias y construir estrategias en el sector público que ayuden a enfrentar una crisis de cualquier naturaleza”, finaliza González.

Esta investigación se realizó gracias a la Beca Cabieses que la Universidad Científica del Sur otorga a sus alumnos y docentes como soporte económico para realizar sus investigaciones académicas.

Investigadores:

Miguel Angel Angulo Giraldo

Contacto de prensa:
+51 962 744 069
ycollave@cientifica.pe
kramirezp@cientifica.pe